jugo fresco

Jugo fresco vs jugos procesados

Procesar o no procesar… ¿Te estás haciendo esta pregunta? En este artículo voy a compartir algunos consejos sobre los pros y contras de emprender un negocio de venta de jugo fresco o tratado.  ¡Toma nota!

Como emprendedor en el negocio del zumo, debes saber que existen distintas implicaciones en explorar uno u otro camino. Primero, definiremos un zumo 100% fresco o natural, o lo que es lo mismo, el famoso ‘Raw Juice’. Este implica que su naturaleza no ha sido comprometida. Ha seguido un proceso que le ha ayudado a mantener la mayor cantidad de nutrientes, minerales y enzimas. No ha sido calentado, presurizado, ni contine aditivos o conservantes no naturales.

Ahora, antes de repasar los beneficios que este tipo de zumos en términos de calidad para el consumidor, repasaré qué supone tratar o pasteurizar un zumo.

Si haces el ejercicio de buscar en Google encontrarás definiciones como «un proceso parcial de esterilización, que supone un tratamiento térmico o irriadiación, favorenciendo que el producto sea seguro para el consumo y mejorando su calidad de conservación».

Ahora bien, aunque esto es correcto, no muestra la historia completa. Hablaré más adelante sobre todas sus implicaciones.

 

¿Qué necesitas saber antes de decidirte a ofrecer jugos frescos o jugos tratados o procesados?

 

El zumo fresco es bueno, como mencioné antes,  ya que los beneficios nutricionales se mantienen. Una de las razones por las que los consumidores apuestan por los zumos recién exprimidos o prensados, es la rapidez con la que los aportes nutricionales entran en nuestro corriente sanguíneo y el resto de sistemas de nuestro organismo.

De esta manera, por ejemplo, el zumo fresco de prensado en frío  va a aportar a tus clientes importantes beneficios para su salud.

 

Te puede interesar: pasos para ofrecer jugos orgánicos en tu local

 

Parece bueno saber que el producto que ofreces ayuda a tus clientes a sentirse más saludables, ¿no crees?

Si te mueves en un mercado donde los clientes están motivados a consumir productos de la más alta calidad, ofrecer zumo fresco podría ser un gran beneficio para ellos y tu negocio.

 

Betroot

 

  • Calidad del sabor

No se puede comparar el sabor de un jugo fresco con uno pasteurizado o que haya sufrido algún tipo de tratamiento. Un jugo completamente natural tiene un sabor  más vibrante, pues su perfil nutricional se mantiene intacto. La profundidad y matices de sabor que el consumidor experimenta o percibe, van en consonancia con el propio peso nutricional del producto.

Si has tenido la suerte de comprobar la diferencia entre un fresa cosechada de forma orgánica y una de manera convencional, comprenderás el potencial comercial que tiene un alimento de mayor calidad.

 

  • Otra consideración…

Muchos zumos recién exprimidos contienen un espectro de bacterias beneficiosas para la salud.  Pero si vamos más allá, algunas de estas bacterias podrían comprometer la salud de consumidores de avanzada edad, niños o personas con sistemas inmunes débiles.

Según donde opere tu negocio o juice bar, los organismos sanitarios te pueden exigir incluir ciertas advertencias o etiquetas en tus zumos sin procesar. Conviene informarse bien sobre ello.

 

Juice botle

 

¿Existen desventajas por ofrecer jugo fresco?

 

Cuando se ofrece un zumo 100% natural, se reduce la vida útil del producto. Ya que este jugo, en otras palabras, todavía está vivo y pasará por un proceso de oxidación y fermentación lenta (como lo hacen todos los alimentos naturales y vivos). En este contexto, el proceso se acelera debido a que la fibra ha sido removida de la fruta o verdura contenida en la receta.

 

No te pierdas este artículo: Cómo extender el tiempo de conservación del zumo

 

En el caso de jugos prensados en frío, la vida útil se extiende a 3 días, aunque esta aproximación variará en función de la receta exacta.  Por esta razón, deberás estar al tanto de tus estimaciones de producción para asegurar la máxima calidad de tu oferta de zumo 100% natural.

 

 

Ahora, ¿por qué procesar o pasteurizar?

 

La mayoría de las veces los negocios de jugos tratan o precesan su producto para extender su vida útil. A veces el jugo pasteurizado puede incluso venderse en estanterías, lo que significa que no necesita ser refrigerado.

De esta manera, se reduce mucho el riesgo, ya que este zumo puede considerarse apto para el consumo hasta 30 días o más. En la mayoría de los casos, los propietarios de empresas que planean distribuir su zumo a otros minoristas o cadenas de restauración y retail, consideran seguir este método por esta razón en exclusividad.

Pese a ello, debes ser consciente de que nunca proporcionará el mismo aporte nutricional que un zumo consumido sin tratar.

 

¿Cuál es la conclusión?

 

Como propietario de un negocio o consumidor, tienes que considerar cuáles son tus objetivos principales. Cada enfoque tiene sus ventajas y desventajas.

Si sus objetivos son ofrecer la más alta calidad, los zumos más deliciosos y que ayuden a tus clientes a prosperar en sus objetivos de salud y bienestar, tendrás que apostar por ofrecer jugos recién exprimidos.

En cambio, si buscas alcanzar mayor distribución o alcance, es probable que tengas que considerar aplicar procesos como la pasteurización o el procesado a alta presión (HHP) de tu producto.

Espero que esta información te haya sido útil.

Guía negocio Cold Press

 

Sobre el autor

Andrew McFarlane, consultor dentro del negocio del zumo

Andrew es el fundador de la agencia Start A Juice Bar. Si estás interesado en que él y su agencia te apoyen en el lanzamiento de tu juice bar, puede hablar con él directamente en Andrew@startajuicebar.com

 

Relacionados